Nuestra Historia

En el 2003 el P. Francisco Ángel Verar H. con un grupo de fieles de Panamá, realizó una peregrinación a Medjugorje y después de celebrar la Eucaristía en la Comunidad Cenáculo el 9 de octubre, sintió intensamente en su corazón, el deseo de fundar en su país, una comunidad para ayudar a personas en dificultad. Al hacer escala la peregrinación en Italia, para venerar en san Giovanni Rotondo al P. Pío, una señora le ofreció, por el camino, 10 hectáreas en donación de un terreno que poseía en la provincia de Panamá Oeste para que desarrollara «una obra en beneficio de la Iglesia». Con este ofrecimiento el P. Francisco ve confirmada la intuición que había experimentado antes en Medjugorje.

terceras fotos 122

En el 2003 el P. Francisco Ángel Verar H. con un grupo de fieles de Panamá, realizó una peregrinación a Medjugorje

El 15 de enero de 2004 el gobierno de Panamá concedió la personería jurídica a la Comunidad Magníficat y el 14 de febrero siguiente se demarcó el globo de terreno para construir la sede de la Asociación. El Domingo de Ramos 28 de marzo, el P. Francisco celebró por primera vez la Eucaristía en los terrenos de la Comunidad, con el fin de poner en manos de la Providencia Divina el inicio de los trabajos; toda vez que no se contaba con los fondos necesarios para llevar adelante el proyecto; y de esta manera la obra ha seguido su curso hasta el presente.

Monseñor José Dimas Cedeño en la Dedicación del Oratorio María Reina de la Paz

Monseñor José Dimas Cedeño en la Dedicación del Oratorio María Reina de la Paz

El 10 de diciembre de 2005 el Arzobispo de Panamá, Mons. José Dimas Cedeño presidió la Eucaristía para Dedicar el Oratorio de la Comunidad a la Memoria de María Reina de la Paz, al momento de bendecir el resto de las instalaciones. El 25 de junio de 2006 en Medjugorje, tres hermanas de la Comunidad, junto al P. Francisco, hicieron un compromiso privado de continuar el proyecto apostólico, y el 27 de diciembre de 2009, día de la Sagrada Familia y el 13 de mayo de 2010, día de la Virgen de Fátima, las hermanas hicieron votos privados de castidad, pobreza y obediencia a fin de trabajar y consagrar sus vidas a dicho carisma. La Comunidad Magníficat es la única Comunidad que el P. Francisco ha fundado.

Boton de mensajes

Facebook

Tweets recientes