Mensajes del 25 de cada mes – 2004

25 de enero de 2004

“Queridos hijos, también hoy los invito a orar. Oren, hijitos, de manera especial por todos aquellos que no han conocido el amor de Dios. Oren para que sus corazones se abran y se acerquen a mi Corazón y al Corazón de mi Hijo Jesús, para que podamos transformarlos en hombres de paz y de amor. Gracias por haber respondido a mi llamado.”


25 de febrero de 2004

“Queridos hijos, también hoy, como nunca, los invito a abrir sus corazones a mis mensajes. Hijitos, sean de aquellos que atraen las almas a Dios y no quienes las alejan. Estoy con ustedes y los amo a todos con un amor especial. Este es tiempo de penitencia y de conversión. Desde lo profundo de mi corazón los invito: sean míos con todo el corazón y entonces verán que Dios es grande porque les dará abundancia de bendiciones y de paz. Gracias por haber respondido a mi llamado.”


25 de marzo de 2004

“Queridos hijos, también hoy los invito a abrirse a la oración. Especialmente ahora, en este tiempo de gracia, abran sus corazones, hijitos, y expresen su amor al Crucificado. Solamente así ustedes descubrirán la paz, y la oración comenzará a fluir desde el corazón hacia el mundo. Sean ejemplo, hijitos, y un incentivo para el bien. Yo estoy cerca de ustedes y los amo a todos. Gracias por haber respondido a mi llamado.”


25 de abril de 2004

“Queridos hijos, también hoy los invito a vivir aún más intensamente mis mensajes, en la humildad y en el amor, para que el Espíritu Santo los llene con su gracia y con su fuerza. Solo así serán testigos de la paz y del perdón. Gracias por haber respondido a mi llamado.”


25 de mayo de 2004

“Queridos hijos, también hoy los exhorto a consagrarse a mi Corazón y al Corazón de mi Hijo Jesús. Solo así serán cada día más míos y se alentarán unos a otros siempre más a la santidad. Así el gozo reinará en sus corazones y serán portadores de paz y de amor. Gracias por haber respondido a mi llamado.”


25 de junio de 2004

“Queridos hijos, también hoy hay alegría en mi Corazón. Quiero darles las gracias por lograr que mi plan sea realizable. Cada uno de ustedes es importante; por eso, hijitos, oren y alégrense conmigo por cada corazón que se ha convertido y que ha llegado a ser instrumento de paz en el mundo. Los grupos de oración son fuertes y, a través de ellos, puedo ver, hijitos, que el Espíritu Santo actúa en el mundo. Gracias por haber respondido a mi llamado.”


25 de julio de 2004

“Queridos hijos, los invito de nuevo: estén abiertos a mis mensajes. Hijitos, deseo acercarlos a todos a mi Hijo Jesús. Por eso, oren y ayunen.  Los invito especialmente a orar por mis intenciones, para poder así presentarlos a mi Hijo Jesús, y para que Él los transforme y abra sus corazones al amor. Cuando tengan amor en el corazón, la paz reinará en ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado.”


25 de agosto de 2004

“Queridos hijos, los invito a todos a la conversión del corazón. Decídanse, como en los primeros días de mi venida aquí, por un cambio total en sus vidas. Así, hijitos, tendrán la fuerza de arrodillarse ante Dios y de abrir sus corazones. Dios escuchará sus oraciones y las atenderá. Yo intercedo ante Dios por cada uno de ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado.”


25 de septiembre de 2004

“Queridos hijos, también hoy los invito a ser amor allí donde hay odio, y alimento allí donde hay hambre. Abran sus corazones, hijitos, y que sus manos estén tendidas y sean generosas para que, a través de ustedes, cada criatura dé gracias a Dios Creador. Oren, hijos míos, y abran sus corazones al amor de Dios; ustedes no pueden hacerlo si no oran. Por eso, oren, oren, oren. Gracias por haber respondido a mi llamado.”


25 de octubre de 2004

“Queridos hijos, este es un tiempo de gracia para la familia y por eso los invito a renovar la oración. Que Jesús esté en el corazón de su familia. Aprendan, en la oración, a amar todo lo que es santo. Imiten la vida de los santos, que ellos sean un incentivo y maestros en el camino de la santidad. Que cada familia se convierta en testigo del amor en este mundo sin oración y sin paz. Gracias por haber respondido a mi llamado.”


25 de noviembre de 2004

“Queridos hijos, en este tiempo los invito a todos a orar por mis intenciones. Hijitos, oren especialmente por los que todavía no han conocido el amor de Dios y no buscan a Dios Salvador. Hijitos, sean mis manos extendidas y con su ejemplo acérquenlos a mi Corazón y al Corazón de mi Hijo. Dios los recompensará con toda clase de gracias y bendiciones. Gracias por haber respondido a mi llamado.”


25 de diciembre de 2004

“Queridos hijos, con gran alegría también hoy les traigo en brazos a mi Hijo Jesús, Quien los bendice y los invita a la paz. Oren, hijos míos, y sean testigos valerosos de la Buena Nueva en cada situación. Solamente así, Dios los bendecirá y les dará todo lo que le pidan con fe. Yo estoy con cada uno de ustedes hasta que el Altísimo me lo permita. Con gran amor intercedo por cada uno de ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado.”

Boton de mensajes

Facebook

Tweets recientes