Un éxito el Retiro Espiritual de Paz para chicas

_dsc01351

“Paz” pide la Virgen en sus mensajes y es así como se llevó a cabo el Retiro Espiritual de Paz para chicas en la Aldea María Reina de la Paz este 21,22 y 23 de octubre.

El Retiro dio comienzo con la Eucaristía en la noche del 21 presidida por el Padre Francisco Verar. El día siguiente inició con la Liturgia de las Horas: laudes y Lectio divina; y fue así como en el transcurso del día muchas chicas pudieron abrir su corazón a lo que el Señor les tenía preparado. Se impartieron temas dictados por el Padre Francisco Verar y la Hna. Amabelis Espino:

  • Los Grupos de Oración.
  • María Reina de la Paz.
  • Oración con el Corazón.
  • Noviazgo cristiano.
  • Vocación al matrimonio y a la Vida Consagrada.

Las chicas se acercaron con gran confianza al sacramento de la Reconciliación. Se realizaron dos partes del Santo Rosario en el cual muchas de ellas se abrieron más a los brazos de la Virgen, pues sintieron fuertemente su presencia, de la misma manera realizaron la Coronilla de la Misericordia y la Hora Nona, en la que ellas pudieron meditar cuán misericordioso es Jesús. Hubo mucha meditación. El Santísimo estuvo expuesto durante todo el día. Las chicas se mantuvieron en silencio y oración, lo que las llevó a tener un encuentro más profundo, un encuentro personal en las que sintieron ese amor tan fervoroso de Jesús y de la Santísima Virgen María. Los tres días las chicas participaron de la Santa Eucaristía.

Y es así como este domingo 23 de octubre se ven los frutos del retiro en los rostros de las mismas chicas sin tener que decir palabras, se notaba que habían encontrado lo que buscaban, encontraron esa luz que cada una de ellas busca; El domingo formaron grupos de oración, realizaron oración personal y de meditación. Manifestaron cuán especial se habían sentido, y cuántas ganas de hacer la voluntad que Dios quiere para cada una de ellas.

Finalizando con la Solemne Eucaristía a las 3:00pm. muchas chicas comentaron lo hermoso que habían sido estos tres días entre la presencia Jesús y María y lo especial que se sentían con ese espíritu de oración. Todas se fueron muy contentas, fortalecidas para las pruebas y en su fe.

Publicado en Comunidad Magnificat, Noticias, Portada
Boton de mensajes

Facebook

Tweets recientes