El Papa Francisco termina su visita a Sarajevo, Bosnia-Hercegovina

Papa Francisco en Sarajevo - Fuente: News.va

Papa Francisco en Sarajevo – Fuente: News.va

(Religión en Libertad, Zenit – 6 de junio de 2015) – El Papa Francisco ha viajado este sábado, a Sarajevo, en Bosnia-Hercegovina, para animar a la paz y la reconciliación en un país que sufrió una cruel guerra civil de 1991 a 1995, con unos 140.000 muertos y 4 millones de desplazados, en pleno continente europeo y acabada ya la Guerra Fría, fruto de odios étnicos exacerbados por ideologías nacionalistas. Hoy sufre atascado en una economía pobre, una paz aún frágil y restos de la antigua mentalidad comunista que empobrecen al país, como suele señalar su clero.

En la alocución más solemne del viaje, la homilía en la misa matinal en el estadio Koševo, el Papa ha señalado que “el deseo de paz y el compromiso por construirla contrastan con el hecho de que en el mundo existen numerosos conflictos armados. Es una especie de tercera guerra mundial combatida «por partes»; y, en el contexto de la comunicación global, se percibe un clima de guerra. Hay quien este clima lo quiere crear y fomentar deliberadamente, en particular los que buscan la confrontación entre las distintas culturas y civilizaciones, y también cuantos especulan con las guerras para vender armas. Pero la guerra significa niños, mujeres y ancianos en campos de refugiados; significa desplazamientos forzados; significa casas, calles, fábricas destruidas; significa, sobre todo, vidas truncadas. Ustedes lo saben bien, por haberlo experimentado precisamente aquí”.

Francisco repitió un grito que ya proclamara muchas veces Juan Pablo II: “¡Nunca más la guerra!”

Paz en lo cotidiano, con paciencia y trabajo

El Papa pidió también ser “artesanos de paz en lo cotidiano” y recordó que “la paz es don de Dios, no en sentido mágico, sino porque Él, con su Espíritu, puede imprimir estas actitudes en nuestros corazones y en nuestra carne, y hacer de nosotros verdaderos instrumentos de su paz”.

Por intercesión de la Virgen María, el Papa invitó a pedir a Dios “la gracia de tener un corazón sencillo, la gracia de la paciencia, la gracia de luchar y trabajar por la justicia, de ser misericordiosos, de construir la paz, de sembrar la paz y no guerra y discordia”.

Viaje y recibimiento

Francisco llegó a Sarajevo a las 9 de la mañana del sábado, 6 de junio. Se trata de su 8º viaje internacional, el 11º país que visita como Pontífice y el 3º en Europa (tras Albania y Estrasburgo -Francia-, si no se cuenta  Estambul -zona europea de Turquía-).

Durante el vuelo de Roma a Bosnia, el Papa ha comentado con los periodistas que le acompañan que considera que Sarajevo es como “la Jerusalén de Occidente” en el sentido de que “ha sufrido mucho”. El Pontífice declaró que el sentido del viaje es ser “signo de paz y oración de paz”.

En el aeropuerto de Sarajevo, fue recibido por Dragan Covic (en representación de la presidencia tripartita de Bosnia-Herzegovina), el arzobispo anfitrión Vinko Puljic, y el nuncio apostólico, Luigi Pezzuto. Un grupo de niños, jóvenes y adultos, muchos con trajes regionales, le dieron la bienvenida con pancartas con la frase “mir vama” (“la paz sea contigo”, en bosnio). 

En el Palacio presidencial de Sarajevo habló con los tres miembros de la presidencia de la República (un bosnio musulmán, un serbio y un croata, que presiden en turnos de 8 meses cada uno; actualmente preside el serbio Mladen Ivanic). Ha habido intercambio de regalos y fotos con los familiares.

En su discurso a los políticos, el Papa les ha recordado que Sarajevo y Bosnia “tienen un significado especial para Europa y el mundo entero”. Señaló que durante muchos años sus comunidades tuvieron “relaciones de mutua amistad y cordialidad”. Pidió “diálogo paciente y confiado, para que las personas, las familias y las comunidades puedan transmitir los valores de su propia cultura y acoger lo que hay de bueno en la experiencia de los demás”. De este modo, “es posible también curar las graves heridas del pasado reciente”. También ha mencionado la necesidad de la colaboración de la Comunidad internacional y la Unión Europea.

Mladen Ivanic en su discurso afirmó: “Creemos que el tiempo de la incomprensión, de la intolerancia y de la división ya está atrás para nosotros, esperemos haber aprendido la lección del pasado reciente y que delante de nosotros haya un tiempo nuevo, un tiempo de comprensión y de reconciliación, un tiempo de colaboración”.

Después el Papa se dirigió al Estadio Kosevo para la misa programada para las 11 de la mañana, con unos 65.000 asistentes. Tras la comida con los obispos del país, por la tarde figura en el programa un encuentro con el clero en la catedral, una cita ecuménica e interreligiosa en el Centro Internacional Estudiantil Franciscano y un discurso final en un centro juvenil diocesano. El avión de vuelta programó su salida para las ocho de la tarde.

Veinte años tras la guerra

En los días previos, la agencia Zenit ha recogido algunas expectativas de autoridades respecto a la visita papal. El nuncio Luigi Pezzuto explicó que “veinte años después de la guerra se están dando pasos adelante hacia la paz, pero todavía no podemos decir que haya una paz completa y perfecta. Se trata de un proceso continuo de fortalecimiento de la paz, porque la gente no quiere más experiencias de guerra”.

El director de Cáritas Bosnia-Herzegovina, Bosiljko Rajic, afirmó: “El papa Francisco se muestra muy cercano con las periferias del mundo, con los países que tienen que enfrentarse a graves problemas ligados a la pobreza, a la exclusión social. Por tanto, no resulta difícil de entender por qué ha elegido para su visita a Bosnia-Herzegovina, un país que todavía tiene grandes dificultades sociales y que necesita paz y reconciliación”.

Ifet Mustafic, consejero para las relaciones interreligiosas de la Comunidad Islámica de Bosnia- Herzegovina especificó que en el diálogo entre musulmanes, ortodoxos, católicos y judíos en Bosnia el gran reto es “reconstruir la confianza entre las diferentes comunidades, empezar de nuevo a confiar en los demás”.

Branko Jurić, secretario del cardenal Puljić de Sarajevo, explicó: “Nuestro país es pobre, y también la Iglesia católica, pero la decisión es que daremos todo lo mejor que tenemos para recibir al Papa y a los peregrinos”. Añadió además que “la gran mayoría de los musulmanes en nuestro país está muy contenta de que el Papa nos visite”. Lo explica porque “el Vaticano fue el primer país del mundo que reconoció oficialmente a Bosnia-Herzegovina, y esto los musulmanes lo aprecian mucho. El Papa es visto como un amigo, y al hablar del papa Francisco todos se quedan fascinados de su decisión de visitar este país”.

Branko Jurić explica que muchos problemas del país nacen “de los complicadísimos acuerdos de Dayton que solo han detenido la guerra, pero no han cimentado el progreso económico y cualquier otro desarrollo. El desarrollo económico, que esperan todos los ciudadanos de Bosnia-Herzegovina, solo se podrá resolver con un cambio de las estructuras políticas en este país y con el cambio de la mentalidad comunista que, lamentablemente, se ha mantenido en la mente de muchos”.

Este era el programa previsto para el Papa en Sarajevo

– 7.30 El santo padre Francisco parte del aeropuerto romano de Fiumicino y

– 8.30 El vuelo aterriza en el aeropuerto internacional de Sarajevo.

– 9.00 La Ceremonia de bienvenida al Papa en la plaza, junto al Palacio presidencial.

Allí encontrará a la Presidencia de la República y a las autoridades locales y pronunciará el primer discurso del viaje.

– 11.00 En el Estadio Kosevo, el Pontífice celebrará la eucaristía

– 13.00  En la nunciatura apostólica comerá junto a los obispos del país.

– 16.20 En la catedral de Sarajevo, se reunirá con los sacerdotes, religiosas, religiosos y seminaristas y pronunciará el segundo discurso.

-17,20 El Papa participará en un encuentro ecuménico e interreligioso en el Centro Internacional estudiantil franciscano, y dará su tercer discurso.

– 18.30 En el Centro diocesano juvenil “Juan Pablo II”, Francisco pronunciará el cuarto y último discurso del viaje.

– 20.00 El Santo Padre partirá hacia  Roma

– 21.20  Prevista su llegada al aeropuerto de Fiumicino alrededor de las 21.20 hora

Publicado en Noticias, Uncategorized, Viaje a Sarajevo
Boton de mensajes

Facebook

Tweets recientes