Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 25 de marzo de 2019 Medjugorje, Bosnia Herzegovina

¡Queridos hijos! Este es un tiempo de gracia. Así como la naturaleza se renueva para una vida nueva, también ustedes están llamados a la conversión. Decídanse por Dios. Hijitos, ustedes están vacíos y no tienen alegría, porque no tienen a Dios. Por eso oren hasta que la oración se convierta en vida para ustedes. Busquen […]

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de julio de 2018 Medjugorje, Bosnia Herzegovina

“Queridos hijos, soy Madre de todos ustedes, por eso no tengan miedo, porque yo escucho sus oraciones. Sé que me buscan y por eso oro por ustedes a mi Hijo; mi Hijo que está unido con el Padre Celestial y con el Espíritu consolador, mi Hijo que guía a las almas hacia el Reino de […]

Mensaje del 2 de junio de 2018 de la Virgen María Reina de la Paz, desde Medjugorje por medio de Mirjana

“Queridos hijos, los invito a que acojan mis palabras con sencillez de corazón, que como Madre les digo para que emprendan el camino de la luz plena, de la pureza, del amor único de mi Hijo, hombre y Dios. Una alegría, una luz que no se puede describir con palabras humanas, penetrará en su alma […]

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz por medio de Mirjana Dragicevic del 2 de abril de 2018; Medjugorje Bosnia Herzegovina

“Queridos hijos, por el gran amor del Padre Celestial, estoy con ustedes como su Madre, y ustedes están conmigo como hijos míos, como apóstoles de mi amor que continuamente reúno en torno a mí. Hijos míos, ustedes son aquellos que con la oración se deben entregar completamente a mi Hijo, que no sean más ustedes […]

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 25 de marzo de 2018, Medjugorje Bosnia Herzegovina

“Queridos hijos, los invito a estar conmigo en oración, en este tiempo de gracia, cuando las tinieblas luchan contra la luz. Oren, hijitos, confiésense y comiencen una vida nueva en la gracia. Decídanse por Dios y Él los guiará a la santidad, y la Cruz será para ustedes signo de victoria y de esperanza. Siéntanse […]